This nice Blogger theme is compatible with various major web browsers. You can put a little personal info or a welcome message of your blog here. Go to "Edit HTML" tab to change this text.
RSS

viernes, 18 de junio de 2010

PELIGROSO "BULLYING" EN EL COLEGIO Y EN LA RED

A Jennifer le decían chata en el colegio. Le pegaban papeles con mensajes ofensivos en la espalda. Le escondían la mochila. Todo era un juego, todas se reían. Pero Jennifer no jugaba, aunque a veces también se reía, para demostrar que "tenía correa".


Jennifer era víctima del "bullying" (hostigamiento a escolares). Ahora es ingeniero, se lleva bien con sus antiguas compañeras de colegio, pero quedó marcada: se volvió insegura y le cuesta establecer relaciones nuevas. Alguna vez en su etapa escolar, pensó en suicidarse.

Otras chicas como Jennifer también sufren a causa del "bullying".

Lupe García directora de la Unidad de Posgrado de la Facultad de Psicología de la UNMSM, viene estudiando el bullying desde hace cinco años y ella advierte que la edad de inicio ha disminuido tanto que ahora se presenta desde el nido. "Estamos en un entorno en el que la violencia en las relaciones es tan cotidiana que los niños aprenden de eso. En el nido se manifiesta sobre todo con la exclusión ("no te juntes con ella"). El agresor normalmente tiene cierto liderazgo, tiene más juguetes o cosas novedosas, porque el consumo es un elemento de diferenciación".
El acoso en niños pequeños puede consistir en quitarle la lonchera a un compañero o pedirle que traiga algo para comer. Si el niño amenazado no lleva eso, entonces usan otros recursos.

Entre adolescentes -refiere Lupe García- las humillaciones son serias. Se ataca la apariencia, hacen concurso y premian al más aburrido o a la más fea. Además amenazan a los amigos de las víctimas, porque menos soporte emocional tengan, más fácil será doblegarlas.

En cuanto a los espectadores-según el estudio de San Marcos-, aunque al principio sienten pena por la víctima, luego se acostumbran a la violenciay se desensibilizan frente al dolor ajeno. Eso significa que el "bullying" es muy peligroso para la sociedad. El "bullying" es peligroso y deberá preocupar a todos.

PELIGROS EN LA RED

El "bullying" también se manifiesta a través del celular, facebook, blogs y correos. Así la víctima no tiene descanso.

El ciberacoso tiene tiene terribles consecuencias, porque la víctima ya no se siente segura en ninguna parte, ni siquiera en su casa. Intervienen no solo los agresores ya conocidos, sino también nuevos agresores e incluso hackers que roban la identidad de alguien y crean páginas falsas sobre esa persona. Además, el agresor no ve la cara de la víctima, entonces no se conecta con afectos, está protegido detrás de la pantalla y no hay valores ni leyes que regulen la red".

Algo importante en este tema es que no habría acoso escolar sin observadores. El agresor necesita ser reconocido, sentirse superior, a veces gracioso, otras malvado. Los compañeros de colegio pueden detener el "bullying" si no se convierten en observadores, si dan aviso a las autoridades escolares.
EL AGRESOR Y LA VÍCTIMA

Por lo general, el acosador tiene profundas necesidades afectivas, en tanto que la víctima es muy sensible.

La imagen que tenemos del "bully" o agresor es la de un chico seguro de sí mismo, ganador, chévere. Pero eso bno es verdad; el agresor tiene grandes vacíos afectivos, puede haber sufrido abandono familiar y no siente una respuesta afectiva. Es muy duro y cruel, sí, pero de pronto llora porque su mamá se ha ido a otro país o porque su papá le pega; etc.

La mayor parte de los estudios destaca que el agresor tiene una baja autoestima, por eso hace gala de lo grande que es. Sus expresiones de violencia estarían disfrazando sus debilidades.

En cuanto a la víctima, la doctora García advierte que generalmente tiene dificultades para entablar relaciones nuevas, no tiene muchas redes sociales que le apoyen, es muy sensible, para él un insulto es motivo de llanto, le duele. Muchos provienen de familias que lo protegen tanto que lo invalidadn para responder.

Fuente: adaptado de
NORIEGA, M. y otros (2010, 23 de mayo). Acoso Escolar. El Comercio, cuerpo E

1 comentario:

Gustavo Llave dijo...

Muy buen artículo.
Felicitaciones!

Publicar un comentario en la entrada